El Megáfono.net

Ud. está aquí:

Para igualar derechos

E-mail Imprimir PDF

La legislación laboral no las protege. Los sindicatos elaboraron un proyecto para recuperar sus derechos que ya tiene media sanción en Diputados.

Si hay un sector que aún hoy se encuentra desprotegido por la legislación laboral, y con él que existen deudas pendientes en términos de derechos y beneficios, es el de las trabajadoras de casas particulares o empleadas domésticas.

Según estimaciones del Sindicato del Personal de Casas de Familia (Sin.Pe.Caf) de Córdoba, alrededor de un 1.200.0000 personas trabajan en el servicio doméstico argentino, pero la gran mayoría lo hace en condiciones de precarización muy alta.

Datos del Ministerio de Trabajo de la Nación, afirman que el 86 % trabaja de manera informal.

Pero no sólo la informalidad es el problema, desde el año 1956 la ley que regula la actividad contempla escasos derechos laborales comparados con el resto de la clase trabajadora. Según esta ley, una empleada doméstica no tiene derecho a una licencia por maternidad, si la echan recibirá una indemnización muy inferior a la del régimen laboral de contrato de trabajo, no cobra asignaciones familiares, sólo podrá tener un descanso semanal de 24 horas y no tiene un régimen de cobertura de accidentes de trabajo, entre otras desigualdades

Ante este panorama, el 8 de marzo de 2010 el Ejecutivo Nacional ingresó al Congreso un proyecto de ley, elaborado por sindicatos y distintos bloques políticos, que busca que sean consagrados y protegidos en la legislación del trabajo los derechos de un sector que hasta ahora se encontraba excluido de la normativa que protege al resto de los trabajadores.

“El objetivo es empezar a caminar hacia una cultura diferente, dejar de ser patrones para ser empleadores y dejar de ser servidumbre para comenzar a ser trabajadoras, es momento de transitar un camino en el que los derechos humanos laborales nuestros sean respetados”, señaló Alcira Burgos de Sin.Pe.Caf.

El proyecto de ley, fue uno de los primeros en debatirse en la Cámara de Diputados de la Nación al abrirse el miércoles pasado las sesiones legislativas de 2011. La media sanción de la cámara Baja se aprobó con 188 votos afirmativos, ninguno negativo y 5 abstenciones. En los próximos días será el senado quién deberá analizarlo.

El nuevo régimen incluiría la ampliación de varios derechos, como los de vacaciones pagas, licencia por maternidad, aguinaldo e indemnización por despido, entre otros.

Lucía De Carlos, Secretaria de género e igualdad de oportunidades de la CTA Río Cuarto, afirmó que es un avance importante ya que “consideramos que las empleadas domésticas fueron vistas más como una sirvienta o una criada que como una trabajadora, ya que en definitiva ninguno de sus derechos eran reconocidos. La realidad es que son trabajadores igual que el resto y que necesitan tener las mismas garantías laborales que todos”.

 


blog comments powered by Disqus