El Megáfono.net

VIERNES 20 DE OCTUBRE 2017 - EDICIÓN N° 356
SEMANARIO INFORMATIVO
RÍO CUARTO - CORDOBA

 

 

 

 338X119

 

“He logrado el cariño de la gente”

[entrevista] Héctor Otegui, artista local

Una plaza de barrio Alberdi llevará su nombre. Tras la distinción, el artista dialogó con El Megáfono y reconoció que ha tenido “una vida interesante”. Un repaso por su arte y su historia.

El miércoles 16 un gran artista de la ciudad volvió a ser homenajeado. Qué mejor que su barrio de toda la vida, el Alberdi, para abrazarlo y darle otro mimo al maestro Héctor Otegui quien fue reconocido por el municipio y vecinos de la ciudad. Una plaza en la esquina del CIC (Centro integrador comunitario) en calle Malabia y Adelia María llevará su nombre. Siempre será poco para semejante artista que dio tanto, pero en vida el maestro todavía sigue cosechando honores por parte de su pueblo.

A los 95 años, Otegui nos dice “estoy bien”. Y eso nos motiva a cerrar el año con una nota a uno de los artistas más íntegros que tiene Río Cuarto.

Pintor, escultor, escenógrafo, restaurador, escritor, poeta y profesor, El maestro no solo fue maestro en nuestra ciudad, también brilló por todo el mundo, hasta deslumbró con su arte al Rey de España cuando llegó a Europa tras conseguir una beca de estudio. “Admiro su vida de pintor, de bohemio”, dijo el Rey a Otegui, además de apreciar sus pinturas.

Su vida en el arte comenzó desde muy chico. “En sexto grado las maestras me hacían pintar el cabildo, o la escarapela. En matemática era pésimo. Pero pintar me gustaba. Armé una caja con lápices y salía a la calle a pintar. Los chicos miraban lo que yo hacía”, relató. Sus padres apoyaban sus preferencias, comentó en otra de sus anécdotas. Un cura del colegio Pías le había indicado a su padre que iniciara el sacerdocio pero con total respeto a las preferencias de su hijo éste le respondió que “él decidirá”. De esta manera, continuó pintando las calles y paisajes del barrio, la fortaleza de sus pinturas.

“Hice una vida interesante, linda”

Otegui dice que pudo realizar su vida como artista de la mejor manera. Estudió lo que le gustaba, recibido de profesor de Bellas Artes recorrió el mundo, “he sido muy afortunado”, expresa.

“Mi vida fue pintar y escribir. He logrado el cariño de la gente, ¿qué otra cosa podría pedir?”, comenta satisfecho. 

- ¿Qué le ha dado la gente?

Tengo 95 años y la mayoría se me han ido. Pero estoy agradecido a la gente de Río Cuarto que me ha dado tanto. Cuando lancé el libro Paisajes de mi vida en el teatro municipal, los jóvenes bajaban y venía todo el mundo a abrazarme. Me reconforta que vengan y me digan que ahora son profesores y que yo fui su maestro. Tengo una legión de chicos que me dicen que yo les he enseñado, pobres y ricos. Cuando veía la alegría en los chicos pintar, me veía con la misma alegría cuando yo comencé a pintar.

Y todos los meses, hasta los 85 años llevaba dos cuadros a las tiendas para que me dieran ropa para donar a los niños.

Obra y reconocimientos

Además de llevar la plaza con su nombre, fue Maestro del año, elegido Ciudadano destacado por la gente en Canal 13 de Río Cuarto, Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Personalidad destacada reconocido por el Concejo Deliberante de Río Cuarto, entre otros tantos premios.

Sus obras se encuentran esparcidas en países de Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y toda la Argentina. En Río Cuarto además de sus pinturas se encuentran los monumentos a los bomberos voluntarios en el Boulevard Roca, el de Philippe Pinel en Fundadic, y la restauración de teatros en la ciudad de Córdoba.

Publicó dos libros: Paisajes de mi vida, próximo a re lanzarse; e Icaro, un libro de poesías.

Quienes quieran apreciar parte de sus obras, en el 2013 se inauguró el Museo Otegui, donde se expone el magnífico arte del artista. Allí funcionaba su taller, el lugar de creación del maestro. Para visitarlo, se pueden dirigir a Güemes 303, bario Alberdi.

Referentes

Entre sus íconos Otegui nombró a Leonardo, Miguel Ángel, Rembrandt y los argentinos Fernando Fader, y Pierini, con quien trabajó y aprendió a esculpir.

 

Compartir

Comentarios   

 
#1 rogelio scoppa 08-03-2016 10:03
el profesor Otegui , es un digno ejemplo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar