El Megáfono.net

VIERNES 20 DE OCTUBRE 2017 - EDICIÓN N° 356
SEMANARIO INFORMATIVO
RÍO CUARTO - CORDOBA

 

 

 

 338X119

 

“Resistir es retroceder”

[entrevista] Movilización día del trabajador

Magallanes (CGT) y Ávalos (CTA) dicen que la movilización del viernes fue histórica. Expresaron preocupación por las políticas del gobierno nacional. Destacaron la unidad del movimiento obrero y plantearon que el actual no es un escenario de resistencia, sino de iniciativa y lucha.

Material Complementario

El viernes pasado, en un día histórico, 350 mil trabajadores se movilizaron en Buenos Aires para celebrar su día en contra de las políticas del gobierno de Mauricio Macri. Histórico porque las cuatro centrales sindicales (las dos CGT y las dos CTA) lograron unidad en los ejes de esta movilización (ver “Documento”). El Megáfono juntó a Ricardo Magallanes (RM), Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT) y a Walter Ávalos (WA), Secretario Adjunto de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), para que opinaran sobre la movilización histórica del pasado viernes y la situación del país. Ambos coinciden en que no es un momento de resistencia sino de protagonizar el camino de la lucha por los derechos de los trabajadores.

-¿Qué opinan de la masiva movilización del viernes pasado?

-RM: Fue una tarde histórica, ya que se mostró en la acción una unificación masiva ante medidas que han impactado fuertemente en la clase trabajadora. Cuanto antes tiene que haber una unificación en el movimiento obrero. Creemos que habrá algunos compañeros que tienen que dar un paso al costado, para que el movimiento obrero tenga una cuota de credibilidad nueva en la gente y en los trabajadores..

-WA: La medida de fuerza es histórica. Tiene que ver con una determinación más de las bases que de la dirigencia. Hay un empuje muy fuerte por parte de las bases para que las centrales obreras unifiquen el plan de acción. La tarde del 29 muestra una foto que no tiene que ver con la unidad del movimiento obrero porque estén unidos sus dirigentes. La unidad del movimiento obrero ya se viene practicando en la acción en muchos lugares: en provincias y ciudades hay frentes sindicales organizados donde los compañeros vienen unificando acciones directas con políticas concretas. Para nosotros la tarde del 29 significa un punto de inflexión en el movimiento obrero.

-¿Por qué creen que  se llegó a este punto?

-WA: uno se encuentra en los lugares de trabajo con compañeros que votaron a Macri y hoy están sufriendo las políticas que está levando adelante con la pérdida del poder adquisitivo, los aumentos de precio y el valor de la canasta básica y eso impacta directamen en su bolsillo. La estrategia de Mauricio Macri se centra en la pelea con el kirchnerismo y el kirchnerismo de igual manera. En el medio hay muchos compañeros y mucha gente que no acuerdo con ninguna de las dos políticas y plantea una tercera opción.

-RM: La situación que marca la historia del país es que siempre se vuelve como una rueda. Es cierto que la derecha gobierna con el voto. Ya lo había hecho en democracia en los noventa con la traición de Carlos Menem. En esta oportunidad también fue por el voto. Es importante saber que la derecha es un sistema que hizo las cosas bien, fue implementando acciones que confundieron a los trabajadores. Estamos ante un neoliberalismo despiadado, pronto vamos a tener que salir no en defensa de los trabajadores sino de lo que serán los desocupados.

-¿Cómo analizan el movimiento obrero hoy?

-WA: para nosotros el momento en el que estamos no es igual a la década de los años noventa. Allí el movimiento obrero padecía la dictadura militar con 30.000 desaparecidos, miles de presos políticos y exiliados. El movimiento obrero estaba en un momento político de debilidad solo para resistir. Nosotros creemos que en estos últimos años, sobre todo en el 2001, el pueblo generó concientización. Hoy todas las organizaciones hemos crecido. Entendemos que no podemos volver a la resistencia sino que tenemos que ir generando estrategias que nos lleven a seguir conquistando derechos, más allá del escenario adverso en el que estamos. Resistir es retroceder. Tenemos que ir por más planteando las reivindicaciones históricas del movimiento obrero como son el 82 por ciento móvil, paritarias, pleno empleo.

- RM: Nosotros no podemos permitir que nos vuelvan a ocurrir los despidos, porque la experiencia nos marcó: en lugar de trabajadores teníamos desocupados. Esa experiencia nos tiene que marcar una estrategia hacia delante. La situación vivida en 2001 no volverá a ser vivida. Estamos mucho más capacitados y con mejor experiencia.

Compartir

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar