El Megáfono.net

VIERNES 20 DE OCTUBRE 2017 - EDICIÓN N° 356
SEMANARIO INFORMATIVO
RÍO CUARTO - CORDOBA

 

 

 

 338X119

 

"PREOCUPA Y AFECTAN ESTOS ACUERDOS"

JAVIER ROTONDO - PRESIDENTE SOCIEDAD RURAL RIO CUARTO (SRRC)

El dirigente dijo que el gobierno debe ser mas "inteligente" en los acuerdos comerciales con EE.UU y dar señales que no afecten a los productores porcinos.

A favor y en contra

Aranceles para el biodisel

Ganancias millonarias

El acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Argentina por exportación de limones e importación de carne de cerdo, firmado tras la breve visita del vicepresidente de los Estados Unidos a nuestro país la semana pasada, preocupó a productores y asociaciones ruralis- tas. Alertaron que esta relación comercial puede poner en riesgo la producción local.
Javier Rotondo, presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, dijo que ven esta situación en “una nube de incertidumbres” y se sumó a otras entidades que cuestionaron el acuerdo que desfavorece la balanza comercial en detrimento de nuestro país.
-¿Cómo ven este acuerdo?
-Preocupa y afecta cómo y de qué manera se van a dar esos intercambios, qué cantidad de toneladas, también por la balanza comercial y que no genere un dumping de precios para preservar y que no afecte a los pequeños productores de cerdo de Argentina. Ahora el tema del biodisel y una fuerte restricción de EE.UU frenó un poco los ánimos y la euforia del intercambio. A mí me da risa cuando se habla de Estados Unidos (EE.UU) como un país más liberal y abierto al mundo pero es el que más restricciones pone.
-¿Cómo se debe dar?
-Nuestra entidad (Sociedad Rural de Río Cuarto), la que representamos y pertenecemos a Confederaciones Rurales Argentinas siempre tuvo como norte que el libre mercado se debe dar con un Estado presente, regulando pero no interviniendo todo ni dejando absolutamente liberado a los privados, esa es la situación que debe imponerse.
-¿Cómo está el mercado de la producción de cerdos hoy?
-Estamos en un contexto donde hay una expansión y que tiene una de las mayores posibilidades de crecimiento en todos los aspectos: económicos y social por la generación de mano de obra que puede generar. Río Cuarto y Córdoba están en condiciones de liderar el crecimiento del sector porcino, pero hoy se ve con una nube de incertidumbre por estas políticas.
-¿Cuáles son los riesgos de la apertura de importaciones?
Que sea desmedido, de golpe y en poco tiempo -siempre hablando de cortes deshuesados y congelado como el pechito y la bondiola- de rápida disponibilidad para la gente producen una retracción de precios en el mercado interno. Nosotros tenemos una condición muy importante en el sector porcino, Argentina es libre de un flagelo que tiene EE.UU que es el PRRS (Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino), entonces, así como nos han puesto restricciones y aranceles del 60 por ciento para el biodisel podemos sentarnos y a través del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) decirles "señores de EE.UU el protocolo de sanidad argentino establece que es libre de PRRS”, ponerles aranceles, ver qué cantidad de cupos va a entrar, en qué épocas para no interferir en la producción y oferta de consumo interno, en fin, ser inteligentes como país, esa es la estrategia.
-¿A partir de esto es posible el ingreso de otras carnes?
-Se habla también de importación de carne de EE.UU, eso sería utópico porque Argetina es uno de los tres países del mundo libre de Vaca loca. Ser inteligente y jugar en la cancha internacional como se juega el libre comercio, libre entre comillas, es la mejor forma y sería una gran señal para nuestros productores argentinos y la defensa de la producción nacional como se debe.
-El gobierno había dado señales al campo. ¿Esto los sorprendió?
El gobierno dice que “se le sacó el pie de encima”, no sé si es la palabra, sino que se empezó a devolver en cierta medida la competitividad que habíamos perdido, eso ha mejorado sin dudas, pero el campo está con problemas estructurales de arrastre: la lechería pasa por una situación grave, y gran parte de la zona productiva bajo agua. Hay una inflación que el sector agropecuario al no ser fijador de precios le impacta todo en dólares. Hay déficit que mejorar, pero al menos hay una señal como fue la quita de retenciones. El sector no especula y responde rápidamente con inversiones, incrementa el área sembrada, rota con maíz, y esto se demuestra en la expectativa y gran participación que habrá en la próxima Exposición Rural en Río Cuarto.
-¿Otros sectores no tienen este compromiso?
-Hay sectores donde la capacidad especulativa, sobre todo en la parte industrial se ha convertido más en un hábil negociador con los Gobiernos de turno, más coyunturales que de largo plazo. Hay sectores como las alimenticias que incrementaron 40 por ciento los precios por las dudas en enero del 2016. El sector financiero tiene que tener un poquito más de regulaciones o una reforma impositiva que ponga un poco de coto a la rentabilidad del sector financiero sin arriesgar, y también tienen que dar respuestas de fomento crediticio a tasas muy acordes a la situación del país sobre todo para los sectores más renegados de la sociedad. El sector agropecuario pasó por muchas etapas, por el boom de la soja entre el 2003 y 2007 donde muchos actores extras del sector invirtieron especulando en un sector que tenía una rentabilidad muy importante, pero después quedamos siempre los genuinos.
E indudablemente uno de los mayores flagelos para las autoridades del Gobierno es combatir la inflación porque afecta directamente a los sectores más vulnerables y al que más le cuesta recibir parte de este envión de re activación. Hay que ser más condescendiente con la situación y tener una cosmovisión mucho más global.

Compartir

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar