La deuda municipal con las vecinales

Vecinalistas plantean que el gobierno los asfixia económicamente. Les adeuda 3 meses de riego y les quiere diferir el pago del desmalezado.

Material Complementario

El municipio mantiene una deuda con las vecinales que ha levantado duras críticas entre los dirigentes barriales. Los 3 meses de retrasos en el pago del canon del riego y la propuesta de diferir el pago del desmalezado para el próximo año, ha dejado a varias vecinales de la ciudad en estado “crítico”, según mencionan los dirigentes.

José Luis Sabena, vicepresidente de Vecinal Villa Dalcar, señala que “no nos han actualizado los valores como corresponde y venimos con un retraso de 3 meses, entonces la situación se ha tornado imposible para seguir”. Sabena es contundente a la hora de buscar responsables: “Realmente en esta gestión de (Juan) Jure es cuando en peores condiciones hemos estamos. Es una situación que se ha tornado crítica”, afirma. Alberto Bosso, presidente de la vecinal Santa Rosa, coincide en gran parte con el planteo de su par. “Nosotros somos una vecinal que prestamos mucho servicio, entonces tenemos todo un aparato que mantener. Hoy en día el principal acreedor que tenemos es con AFIP y ellos no nos perdonan. Tenemos 5 empleados permanentes. Tenemos la cuenta embargada, porque uno se demora 10 días en pagar las cargas sociales y ellos actúan”, explica el dirigente. “El gobierno de Jure también se caracterizó por pagar con cheques diferidos. El año pasado, sólo por eso perdimos 7 mil pesos, por el costo financiero que tiene cambiar esos cheques que eran a 60 o 90 días en una financiera o un tercero que te lo cambiaba al 15 %”, dice Bosso.
Víctor Mercado, presidente de la vecinal San Pablo cuenta que “a nosotros nos deben cerca de 33 mil pesos, equivalente a los 3 meses de atraso. Encima, a pesar de que me opuse al 20 % de recorte que nos hicieron hace a poco, y que (Fabricio) Pedruzzi –secretario de Obras Públicas- me había prometido que no iba a tener recortes, me sacaron 1.300 pesos por 5 cuadras que se asfaltaron en el 2009, pero que ya me habían descontado antes”. Encima, aclara Mercado: “del desmalezado, también nos deben 15 días de marzo que quieren juntar con esta segunda quincena que empezó el servicio y pagarnos recién en 2013”.

¿En contra del vecinalismo?
Algunos de los dirigentes barriales, afirman que la intención del gobierno municipal es sacarle la prestación de servicios a estas entidades. “Estamos en una situación muy difícil. No todos vamos a poder aguantar hasta principios del año que viene sin actualizar los números. O nos sentamos a charlar para esto o bien hay algo premeditado que nos quieren fundir. Yo creo que apuntan a que se cae el sistema.”, dice Sabena.