RIO CUARTO.  83° EXPOSICION RURAL DE RIO CUARTO.

Rural

Reforma tributaria, retenciones cero y mayor coparticipación fueron los pedidos hacia el gobierno nacional que se oyeron en la muestra del campo. Frigerio y Busso suplantaron el faltazo de Macri y Schiaretti. Llamosas dio el presente.

 

La 83ª Exposición Rural de Río Cuarto el pasado fin de semana acentuó el tono de los discursos ya no confrontativos contra alguno de los gobiernos Municipal, Provincial o Nacional. Los tres estuvieron presentes, y puso "contentos" a las autoridades de la Sociedad Rural de Río Cuarto como manifestó su presidente Javier Rotondo. "Es fundamental este apoyo", les declaró ante la mirada del intendente Juan Manuel Llamosas, el Ministro de Agricultura de Córdoba Sergio Busso, el Ministro del Interior de la Nación Rogelio Frigerio, legisladores nacionales y provinciales y dirigentes ruralistas. El tono amigable no privó a la entidad de los reclamos. "Estamos mucho mejor, hemos dejado atrás años de desatención e incertidumbre. Hemos recupe-rado la rentabilidad perdida y disfrutamos de un país que transita hacia los caminos de la institucionalidad pero todavía algunas de nuestras esperanzas siguen siendo expresiones de deseo, todavía algunos sectores de nuestro país necesitan ser atendidos. Nos duele que en el país haya 30 por ciento de pobres. Los insto a que pongamos día a día un esfuerzo mayor para tener una sociedad más justa y equitativa", dijo.
Hacia ese camino, en lo sectorial, Rotondo pidió "una vuelta de tuerca en el sistema tributario menos agobiante. La presión fiscal actual nos ha llevado a dejar de ser lo que somos, productores de nuestros campos, transformándonos en funcionarios administrativos y en pasar mucho tiempo en los estudios contables en vez de estar pensando en producir y planificar la próxima campaña", reclamó.
También se ocupó de las importaciones de cerdos desde Estados Unidos. "Debemos alertar a las autoridades, esto se debe dar pero bajo el amparo de un protocolo de sanidad estrictos. Los productores porcinos no tenemos miedo de competir, pero debemos ser celosos guardianes del estatus sanitario logrado". Además, pidió soluciones urgentes para los productores afectados por los excesos hídricos.
Tampoco dejó pasar el momento eleccionario del país y aclaró que la Sociedad Rural "nunca ha tomado ni tomará partido políticamente" y resaltó la importancia de la participación en discusiones junto a otras instituciones dentro del Consejo Económico y Social para tener una "visión más global y menos sectorial". En este sentido, llamó a todas las instituciones y dirigentes a la "paz social" y "tener un espíritu republicano, respeto por las instituciones, levantar la bandera de trabajo como verdadera lucha contra la pobreza y la desigualdad".

Rogelio Frigerio: “La economía está creciendo”
Esperaban expectantes la presencia del presidente Mauricio Macri pero en su remplazo llegó el Ministro del Interior quien trajo el saludo del primer mandatario al que nombró como “un cordobés más”.
Frigerio mencionó -pese a todos los índices negativos que el propio gobierno da a conocer a través del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos como caída del consumo, fuentes laborales y producción desde diciembre del 2015- que “la economía está creciendo, sobre todo en inversión”, y agregó: “La Argentina se puso de pie, dejando atrás muchos años de estancamiento de la economía”.
Sostuvo que evitaron "una gran crisis después de años de populismo” y afirmó que cumplieron con lo propuesto: “generar la gobernabilidad para implementar las políticas públicas que el país necesitaba”. Acto seguido, atacó contra “las mafias de Argentina”. Sostuvo que este es un gobierno “que trabaja por una Justicia independiente, por un país federal, con un presidente que ha decidido dar una pelea terminal a las mafias de Argentina que creían que podían hacerse dueños de nuestra vida y nuestro destino” y apuntó así a “las mafias del poder, sindicatos, de la política, y las que están detrás de los problemas de competitividad como la mafia de los juicios laborales”.
Al sector ruralista, los distinguió como “el pilar de la economía argentina" al que “le sacaron el pie de encima” y agregó que “es el sector más competitivo de la Argentina, indispensable para la recuperación de la economía y la generación de empleo, nuestra obsesión, para poder cumplir con el principal desafió que es reducir la pobreza”, sentenció.

La provincia exigió "retenciones cero"
El Ministro de Agricultura Sergio Busso fue la cara del gobierno provincial ante la ausencia del gobernador Juan Schiaretti. El Ministro emitió varios mensajes dirigidos al gobierno nacional. El primero, relacionado a la política de quita de retenciones. “Queremos ratificar la eliminación de las retenciones a la soja” a las que definió como “un derecho de exportación tan distrosivo. No puede ser que todavía existan, es increible“, espetó ante el Ministro Frigerio.
Luego, resaltó que Córdoba aporta por retenciones 22 mil millones anuales y "solamente vuelven 2 mil millones". Con los 20 mil millones restantes “podríamos hacer mucho más” dijo. Sin embargo, se reduciría a cero si se logra lo que hacía segundos acababa de exigir, la eliminación total.
En su discurso, también se metió en la puja de las provincias con Capital Federal y Buenos Aires por la coparticipación. "Los cordobeses somos solidarios" con otras provincias que no perciben los mismos ingresos pero "nos preocupa cuando van a Capital Federal, que todos sabemos que es la jurisdicción que tiene el ingreso per capita mayor en nuestra patria".
Con esta disputa entre Provinica y Nación, brindó la respuesta a los reclamos por la presión impositiva que hizo mención el presidente de la Sociedad Rural. Busso aclaró que Schiaretti "está dispuesto a eliminar el impuesto por Ingresos Brutos a la producción" pero si esto se puede compensar con mayor coparticipación” que proviene desde Nación.

Llamosas, como en campaña
El intendente ocupó sus minutos de discursos para enumerar las obras y programas que el Municipio lleva a cabo en la ciudad. También pidió por "la paz social" y "el dialogo para una sociedad más justa" y recordó la última sesión en el Concejo Deliberante por el boleto de transporte donde se produjeron forcejeos entre manifestantes y una inusitada presencia policial. “La violencia conduce a más violencia. No se puede tolerar más que se quiera imponer por la fuerza, una idea”, resaltó Llamosas, y concluyó: “Nosotros apostamos al diálogo” y relacionó este mensaje a las obras que se proyectan en conjunto con la Provincia y el Gobierno Nacional.