ECONOMIA SOLIDARIA. CONSTITUCION DE COOPERATIVAS.

2

Los grupos cooperativos confian en las posibilidades laborales desde la integración.

 

40 personas emprendieron el camino hacia la economía solidaria, para ello realizaron el curso pre cooperativo dictado por el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social). La autogestión de los trabajadores sobre los medios de producción y el asociati-vismo, son los valores que los impulsan hacia la integración.
Textil; mantenimiento y mejora de espacios verdes; e ingenierías especializados en mecatrónica son los rubros de las cooperativas en formación.
Noelia Benitez, integra el grupo de diez personas dedicadas al mantenimiento de espacios verdes y albañilería. Sostuvo que el “trabajo precarizado, informal” que realizaban de manera individual necesitaba de la integración para superar estos escollos. “Pensamos en la cooperativa como un mejoramiento de la calidad de vida de los compañeros y mujeres que también participamos de trabajo comunitarios en los merenderos barriales” dijo, y agregó: “poder encuadrarnos en algo más institucional nos permitirá obtener los beneficios como tener una personería jurídica y más posibilidades laborales”.
Por su parte, las mujeres de la cooperativa "Arte textil Magenta" se unieron hace tres años y hoy buscan la formalidad como empresa cooperativa. "Somos diez las integrantes que compartimos la misma mirada de autogestionar nuestro trabajo y enfrentar las dificultades que se presentan en el rubro de forma independiente", afirmó Natalí Reinero. “A partir del trabajo en conjunto – añadió-, los productos que ofrecemos son con la misma o superior calidad, el trabajo integrado aporta gran valor agregado”. Desde esta perspectiva, confió que podrán “apuntar a otros mercados que individualmente no podíamos, con la seguridad de que vamos a poder responder a la demanda”.
También, guiados por los principios del cooperativismo: "solidaridad, horizontalidad de las decisiones, autogestión de de sus medios de producción y visión emprendedora", comentó Renato Haseney, diez jóvenes estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Río Cuarto que decidieron darle continuidad a un proyecto universitario. El objetivo: aprovechar el auge de las ingenierías e insertarse al mundo del trabajo de la mano de la economía solidaria.
El lugar elegido para el curso pre cooperativo, fue la sede de Cooperativas de Trabajo Federadas del Sur de Córdoba CTF, el pasado miércoles.